Mi gato maúlla a la noche

Spread the love

¿Te pasas noches sin dormir por el hecho de que tu minino maúlla? O sea algo que casi cualquier persona con gatos ha sufrido alguna vez. Pero ¿qué puedes llevar a cabo en el momento en que tu felino te despierta cada noche con sus maullidos? ¿Por qué tu gato maúlla a la noche y qué puedes llevar a cabo para evitarlo?

Los gatos son animales nocturnos, por ende, no es de extrañar que estén buscando llamar la atención con intensos maullidos en el momento en que están más activos, esto es, por las noches. Pero despreocúpate, los fanáticos de los gatos asimismo pueden disfrutar de noches distendidas. La buena noticia es que los felinos tienen la posibilidad de aprender a estar en silencio. Para esto es esencial entender cuáles son las causas de las quejas nocturnas.

¿Por qué maúllan los gatos a la noche?

Como era de esperar, no hay un determinado fundamento que explique por qué los gatos maúllan de noche. Los felinos son muy dispares entre sí, y de esta forma lo son las causas de los maullidos nocturnos. Al tiempo que unos duermen en paz y sueñan con las aventuras del día, otros se pasean sin reposo por la casa, arañan las puertas y sueltan desgarradores maullidos. Y luego están los diferentes letras y números de gatos que por naturaleza levantan la voz sobre otros, como por ejemplo el gato siamés.

Los gatos quieren decirnos algo en el momento en que maúllan. No lo hacen por gusto o porque deseen evitar que durmamos. El maullido es un medio para estar comunicado con los humanos. Los felinos se comunican entre sí, sobre todo, a través del lenguaje corporal, utilizando los maullidos para hablar con las personas. Los gatos aprenden rápido a que sus humanos no captan su lenguaje corporal y emplean los sonidos para llamar la atención, similar a la comunicación de los humanos.

Causas de los maullidos nocturnos

Con frecuencia tampoco comprendemos los maullidos y no contamos ni la más remota idea de lo que nuestro bigotudo está intentando decirnos. Además, como cada felino es diferente, en ocasiones se precisa mucha paciencia, empatía y también investigación para conocer la causa de los maullidos. Con independencia de las inclinaciones, las vivencias, los hábitos y las necesidades, los maullidos nocturnos suelen estar causados por:

  • Aburrimiento
  • Apetito
  • Soledad
  • Agobio y también inseguridad
  • Costumbre
  • Enfermedad o dolores
  • Cambios hormonales

¿Qué llevar a cabo cuando el gato maúlla a la noche?

Tampoco hay una contestación global para esta pregunta, ya que no todos los felinos son iguales. Los antídotos para terminar con los maullidos nocturnos son tan distintas como las causas que los generan. Si sospechas cuál de las causas nombradas de antemano es la que afecta a tu minino, ya tienes el primer paso hecho y puedes enfocarte a usar contramedidas. Estas tienen la posibilidad de ser las siguientes:

Cuándo consultar a un veterinario

Si bien la mayor parte de los maullidos nocturnos acostumbran a estar desencadenados por fundamentos sentimentales, o sea, aburrimiento, falta de actividad o soledad, en algunos casos se tienen la posibilidad de deber a dolencias físicas. Si tu minino de pronto cambia su comportamiento, lo destacado es hacerle un examen veterinario. Puede que tu bigotudo de verdad esté enfermo y necesite medicamentos y una comida especial. Si el veterinario diagnostica a tu felino con una salud perfecta sabes que esta información te dejará dormir con más calma. Las medidas contra los maullidos de origen sensible nombradas arriba las puedes llevar a cabo con paciencia.

Si todo lo mencionado no ayuda y las quejas nocturnas no acaban jamás, solo te queda asistir a un sicólogo para gatos profesional. Al final de cuenta, no eres solo tú quien padece de noches sin dormir, es realmente posible que tu minino se sienta incómodo y te esté intentando comunicar con sus fuertes maullidos que investigues la causa.

Deja un comentario